Sexo, género y sexualidad no son lo mismo

Género

Sexo, género y sexualidad son términos que, a veces, generan confusión en muchas personas; incluso los pueden llegar a confundir entre sí. Sin embargo, son tres conceptos distintos. (No te preocupes si lo has hecho, aquí no juzgamos).

Es normal que con tanta información (y probablemente limitada educación sexual), las personas caigan en errores. Pero es súper importante entender las diferencias, para continuar aprendiendo, creciendo y entendiendo sobre todo lo que sucede a nuestro alrededor.

Aquí te dejamos una guía básica.

Sexo

Y no, no hablamos de las relaciones sexuales. Por sexo, como lo explicamos en Entendiendo: sexo, género e identidad de género, nos referimos a sexo biológico o asignado al nacer. Este se asigna basado en las características físicas y biológicas con las que naces, que determinan lo masculino o femenino. Hay personas que nacen con características de ambos sexos, lxs intersexuales.

Género

El género no tiene nada que ver con biología -más fuerte para los de atrás-, el género es un constructo social. Este tiene que ver más con las ideas que la sociedad ha impuesto sobre los géneros binarios (hombre y mujer), y con la identidad de género que se tiene sobre unx mismx.

La identidad de género se trata sobre cómo nos percibimos, nos sentimos y nos expresamos, muchas veces según los estándares sociales de los roles binarios. Sin embargo, hay más de un género (aunque muchas personas lo sigan negando).

Términos que debes de conocer sobre el género:

  • Cisgénero: aquella persona que se identifica con el sexo que nació (si naciste con características femeninas y te identificas como mujer, eres cisgénero).
  • Transgénero: aquella persona que NO se identifica con el sexo que nació.
  • Transexual: aquella persona que NO se identifica con el sexo que nació, y que ya comenzaron una transformación física.
  • Género fluido: aquella persona que no tiene una identidad de género fija, sino que va fluyendo entre los estereotipos que marca la sociedad de mujer u hombre.
  • Género no binario: aquella persona que no se identifica dentro del binarismo de los dos géneros establecidos por la sociedad, es decir el de hombre o mujer.
  • Queer: aquella persona que no acepta las normas instauradas por la sociedad sobre el sexo y el género, por lo que no se encasillan en una identidad.

Aquí también entra la expresión de género, que es la manera en la que expresamos nuestra identidad mediante comportamientos y apariencia física.

Y como pueden ver, esto no tiene nada que ver con la sexualidad.

Sexualidad

La sexualidad es el conjunto de comportamientos, emociones y prácticas asociados a la emoción y atracción sexual. La sexualidad abarca al sexo asignado al nacer, a las identidades, los roles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual.

Esta última es biológica, y no se determina ni por el sexo asignado al nacer ni por el género. Es algo con lo que naces, y todas las orientaciones sexuales son válidas; ninguna es más normal que otra.

La orientación sexual consiste en la atracción física, emocional, sexual, afectiva y espiritual que sentimos hacia otra persona. Y esto no se puede controlar.

Y así como el género no es binario, la sexualidad tampoco. Existen diversas orientaciones sexuales, aunque aquí solo te vamos a definir los menos conocidos (porque heterosexualidad, homosexualidad y bisexualidad ya las conoces muy bien, esperamos).

  • Pansexual: aquellas personas que sienten atracción por otras, independientemente del género o sexo de esta. Ven a la persona, no a la mujer o al hombre, por ejemplo.
  • Asexual: aquellas personas que NO sienten ningún tipo de atracción sexual por ningún sexo o género, ni interés en mantener relaciones sexuales con los demás o uno mismo, o que si lo hacen es en menor medida.
  • Heteroflexible: aquella persona que principalmente se siente atraída por el sexo opuesto, pero tiene o no descarta un futuro interés en personas de su mismo sexo.
  • Demisexual: aquella persona que solo se siente atraída por otra si existe una unión sentimental/romántica entre ellas.

Ahora sí, la siguiente conversación que tengas sobre cualquiera de estos temas, estás preparado para explicar sus diferencias y así evitar errores, y poder expresar y representar de lo que se está hablando de manera respetuosa y correcta.

notas relacionadas