Día Mundial de la Felicidad y cómo cuidar tu salud mental

Felicidad

Hoy se celebra el Día Mundial de la Felicidad y para tener una plena satisfacción, es importante cuidar la salud mental, el estado emocional influye en el bienestar físico y hasta en la forma en la que te relacionas con otras personas.

“Va a tener un impacto directo en la manera en la que pensamos, nos comportamos y nos sentimos”.

Está claro que las nuevas generaciones se han propuesto romper tabúes. La inteligencia emocional o los trastornos mentales son conceptos que ya no pasan desapercibidos, ahora están en primera plana.

Estamos más concienciados que nunca acerca de su importancia, una prueba de ello son las conversaciones que se tienen en redes sociales en torno a este tema.

¿Cuáles son las consecuencias de no cuidar la salud emocional?

  • Impacto directo en la salud física como las somatizaciones. ¿Qué son las somatizaciones? Son emociones no gestionadas, emociones no trabajadas que se quedan en el “limbo” y que pueden provocar síntomas físicos. Por ejemplo, la ansiedad puede provocar afecciones cardiacas, gastritis, espasmos o migrañas.
  • Las relaciones se verán afectadas. Si no gestionas tus emociones y no trabajas tu salud emocional, vas a tener dificultad en la manera en la que te relacionas con las personas cercanas, con las personas en el trabajo, con las personas en el ambiente que te rodean.
  • Correrás el riesgo de desarrollar enfermedades mentales como la depresión, la ansiedad, entre otras. Recuerda que una persona no tiene que recibir un diagnóstico de salud mental para ir a terapia y recibir tratamiento psicológico.

Cómo cuidar la salud mental y por ende la felicidad

  • Vivir en el aquí y en el ahora: Es una estrategia que se llama consciencia plena. Es una herramienta para estar aquí y ahora. Es un día a la vez, una cosa a la vez, un minuto a la vez, un segundo a la vez. Es importante que sepas que desarrollar esa destreza requiere de tiempo y mucha voluntad.
  • Hacer ejercicios: Hacer ejercicios ayuda a nivel neurológico, a nivel físico y emocional. Podrás desarrollar neurotransmisores y sustancias en el cerebro que te van a ayudar a sentir mejor. Van a aumentar la sensación de bienestar y te ayudará en tu salud física.
  • Dormir bien: Tener una buena higiene de sueño.  Dormir las horas que hay que dormir, descansar el tiempo que haya que descansar.  Es muy importante para tener claridad mental para poder manejar el estrés y las situaciones que se tienen que afrontar.
  • Alimentarse de manera adecuada: Es probable que hayas sentido mal humor por haber estado largas horas sin comer. Es evidencia de que los hábitos alimenticios inciden en la salud mental, emocional y física, y en la manera en que funcionamos.
  • Conectar con amistades, familia o alguien con quien puedas conversar y expresarte: También buscar ayuda e ir a terapia es una buena herramienta para poder expresarte y para que conozcas cómo canalizar las emociones.
  • Saca tiempo para ti: Para estar solo o para la familia y así despejarte. Realiza cualquier actividad que desees. Recuerda que no todo es trabajo.

notas relacionadas