Qué es el ‘queerbaiting’ y por qué comienza a generar inconformidad

Queerbaiting

The Urban Dictionary define el concepto de queerbaiting como ‘una estrategia de mercadotecnia para atraer a audiencias queer al crear tensión sexual o escenarios románticos entre personajes del mismo sexo sin hacerlo canon o desarrollar la historia’.

El queerbaiting se refleja cuando la trama insinúa que dos personajes del mismo sexo pueden sentirse atraídos o tienen sentimientos por el otro, pero nunca hacen oficial lo que está pasando entre ambos personajes.

Esto le llama la atención a la comunidad LGBTQ+, pues hace parecer que un producto mediático es inclusivo y diverso, pero lo hacen de tal manera para no crear polémica entre los no aliados.

Al final no queda claro si sí se trata de una historia LGBTQ+ o no, pero logra su cometido cuando atrapa la atención de la comunidad queer (de ahí el término queerbaiting: es carnada para atraer a la comunidad LGBTQ+ a que consuman dicha película, libro o serie).

Por qué critican a quienes practican el ‘queerbaiting’

A raíz de la polémica, si bien muchos ya saben lo que significa a otros les es aún un término bastante desconocido, especialmente a la gente ajena a la comunidad.

El ‘queerbaiting’ se puede explicar como la práctica de aprovecharse de ser percibido como miembro de la comunidad LGTBIQ+ cuando en realidad uno no lo es.

En realidad, el ‘queerbaiting’ es una estrategia de marketing utilizada para seducir y atraer a las personas LGTBIQ+ para que se interesen en una obra o programa en particular, pero sin ninguna representación real de dicho colectivo.

Ejemplos de queerbaiting

El ejemplo de Billie Eilish en el queerbating es uno de los más recientes y evidentes, por la reacción que tuvo la gente en redes sociales, pero no es la primera persona, ni la última, en hacer algo similar.

Lo que hizo Disney con Elsa en ‘Frozen 2’ es otro ejemplo de queerbaiting. Durante la producción de la película comenzaron los rumores de que podían hacer que el personaje de Elsa fuera lesbiana. La productora nunca hizo oficial tal rumor, aunque sí dejaron la escena de Elsa platicando frente a la fogata con una chica del bosque. No desarrollaron nada más de la historia, pero insinuaron que podría haber un interés romántico entre ellas.

En primera instancia, el queerbaiting parece ser inofensivo, pero la realidad es otra. Girl Up Lisístrata explica que el ‘el queerbaiting refuerza la heteronormatividad en los medios de entretenimiento y como consecuencia sigue propiciando la falta de representación queer en los mismos’.

Esta iniciativa de Fundación ONU alega que el queerbaiting atenta contra la representación queer. Los productos mediáticos intentan satisfacer la representación de la comunidad LGBTQ+ con personajes que ‘podrían’ llegar a ser parte de ella, sin hacerlo oficial o sin elaborar en estas historias. Sólo se enfocan en los personajes heterosexuales y en sus intereses románticos, pero no hablan directamente de la diversidad sexual minimizando sus experiencias.

notas relacionadas